22.8.13

Un poco de LUCHA A MUERTE

-->
Creo que ha llegado el momento de hablar un poco de Lucha a muerte.   
Todo empieza en agosto de 2011 en unos pocos cuadernos que llené de dibujos.


Volver a los orígenes. Lo más importante de cómo surgió el proyecto fue darme cuenta de que podía inspirarme en todos esos dibujos que tenía guardados de cuando era pequeño repletos de monstruos. Llenos del desparpajo que solo un niño puede tener y que aunque lo haya intentado son imposibles de imitar.  Parte de cómo me dí cuenta de esto fue por Prison Pit (Pudridero), el cómic de Johnny Ryan: me hizo ver que se podía realizar algo un tanto ingenuo a priori pero que podía ser igual de bueno que algo más meditado o serio. Entonces me puse a hacer algo que había hecho ya tantas veces de pequeño y parecía un tanto infantil pero que desde luego no tiene nada de malo: dibujar monstruos por pura diversión.
Pronto busqué más referencias que pudiesen estar a mi alrededor y encontré un montón de muñecos de acción que tenía guardados en una caja también de cuando era pequeño… y no tanto. Me parecieron alucinantes, sobre todo por no pretender tener una anatomía fiel al cuerpo humano y por esa rigidez tan graciosa  que suelen tener estas figuras, dos de las características que suelen tener los dibujos de Lucha a muerte. Entonces empezaron a aparecer en mi cabeza un montón de recuerdos de infancia y cierta iconografía unida a la lucha con la que había crecido, como por ejemplo los muñecos de acción que tenía mi hermano de la WWF, ya sabes, los Hulk-Hogan, Macho-Man o El Enterrador, entre otros. Súmale a eso superhéroes, videojuegos de lucha tipo Street Fighters, series de televisión como los Power Rangers o Dragon Ball entre otras y mézclalo con muchas ganas de divertirse y tendrás Lucha a muerte. Incluso podríamos poner el universo de He-many sus masters, aunque he de decir que en verdad de estos tengo un recuerdo muy vago.
A todo esto se le puede añadir un poco de humor y psicodelia  e influencias más actuales, pero igual de importantes, como las locuras luchopsicodélicas de MotohiroHayakawa o el descubrimiento del inabarcable mundo de los muñecos Kaiju. También me gustaría nombrar los dibujos y muñecos de Jack Teagle o los diseños de personajes de la serie Ugly Americans. Además pondría un acento en el rollo metalero-heavy, muy presente en el número 1 que supuso un auténtico Tránsito a la madurez, mientras que en el número 2, realizado también en agosto pero de este año (2013), puede que se tienda un poco más al rollo ciencia ficción un pelín retro con rayos mortales por doquier.
Al final se puede decir que Lucha a muerte es infancia y algo de drogas, pero sobre todo trata de que se pueden hacer cosas con un poco de ingenuidad, como si fueras un niño.  Muy pronto muchos más luchadores y monstruos desde una Cripta tecno en Lucha a muerte 2.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada